Buscar en Libroacademico:
INICIO
Nace Libroacadémico: una ventana abierta a las publicaciones del mundo universitario

Bienvenidos a Libroacadémico, la web de novedades académicas que ofrece una panorámica de las últimas publicaciones del mundo universitario.

Libroacadémico nace con el objetivo de ser la referencia de la comunidad universitaria y científica en materia de información bibliográfica, para que profesores, estudiantes, autores y editores puedan ver en una sola web toda la información relacionada con las publicaciones académicas.

Agrupadas por grandes área...

Leer más

Historia y geografía
NOVEDAD EDITORIAL
Los públicos de la ciencia. Expertos y profanos a través de la historia
Una amplia historia de la divulgación científica y sus diferentes públicos en Occidente
Autor: Nieto Galán, Agustí
Editorial: Marcial Pons, editorial
Año de Edición: 2011
ISBN: 9788492820498
Lengua: español
Número de páginas: 408
Encuadernación: rústica
Precio: 25 €

Este nuevo libro del profesor Nieto Galán es pionero en ofrecer una aproximación tan extensa y tan exahustiva en español sobre el desarrollo de la comunicación científica desde el Renacimiento hasta nuestros días

“(…) Tal como ha señalado recientemente el teórico de la comunicación Michael Warner, el concepto de «público», o de «públicos» en plural, es crucial para comprender nuestras sociedades pero al mismo tiempo es muy difícil de definir. Se trata de una especie de espacio social creado a través de la circulación reflexiva de un determinado discurso, de una relación entre grupos diferentes de individuos en un determinado contexto histórico. A pesar de los importantes procesos de profesionalización y de especialización, la investigación histórica nos permite identificar numerosas fuentes que demuestran cómo el conocimiento científico ha recorrido y recorre hoy toda la sociedad, y cómo los públicos de la ciencia participaban y participan de manera activa en ese complejo tejido cultural.

Pese al interés creciente que en las últimas décadas han mostrado los historiadores, y los historiadores de la ciencia en particular, por el problema de la divulgación científica, la mayoría de trabajos publicados se circunscribe a determinados contextos nacionales: la Inglaterra victoriana, la Francia de la segunda mitad del siglo XIX, la Alemania del siglo XIX, la Italia de la unificación, etc. Otros son resultado de trabajos colectivos que combinan ejemplos de diferentes épocas y países, o suelen centrarse en un determinado período histórico. Un buen número de contribuciones tiene un carácter fundamentalmente teórico. Otras pretenden proporcionar una visión panorámica del problema, pero no dejan de depender de determinados ejemplos y estudios de caso de un determinado contexto. No existe, por tanto, una visión panorámica que combine de manera equilibrada ejemplos históricos diversos en el tiempo y en el espacio con un marco teórico actualizado. El problema se agudiza más en la literatura en castellano, desprovista hasta ahora de una aproximación historiográfica sólida sobre los públicos de la ciencia, y con un nivel de investigación de estudios de caso todavía limitado. Esta obra aspira, pues, a cubrir, al menos en parte, ese déficit, en especial pensado en un público lector hispanohablante.

El libro está organizado en un conjunto de capítulos temáticos que presentan diversos aspectos de la cultura científica a lo largo de la historia. Se convierten así en manos de pintura que, sin pretensión de exhaustividad, y superpuestas a las demás, nos ayudan a construir poco a poco la decoración completa de la obra. Actores, prácticas, espacios, objetos, discursos, etc., se entremezclan a lo largo del texto, y nos proporcionan, de manera algo impresionista, una mirada renovada, acorde con los planteamientos de numerosos debates culturales contemporáneos sobre el papel de la ciencia en la sociedad. (…)

La profesionalización de la ciencia y su progresiva especialización a lo largo del siglo XIX crearon una creciente separación entre expertos y profanos. Los planes educativos y los programas de divulgación definían a priori unos determinados públicos de la ciencia, cada vez más regulados. En ese contexto, una determinada ciencia «popular» se podría encontrar en las portadas de numerosos libros como estrategia de captación de potenciales lectores, pero al mismo tiempo se erigía a veces como un contrapoder a la ciencia académica de los profesionales. Era además la época de los grandes publicistas, divulgadores científicos profesionales, obsesionados por encontrar el lenguaje adecuado para transmitir el conocimiento a los sectores sociales emergentes, incluso a las clases más bajas.

En las primeras décadas del siglo XX, el cientifismo y el reforzamiento de la autoridad del científico profesional ahondaron la separación. El progreso científico estaría basado, tal como había propuesto el filósofo francés Gaston Bachelard (1884-1962), en La formation de l’esprit scientifique (1938), en la victoria de conocimiento experto (episteme) sobre la opinión pública (doxa). Después de la Segunda Guerra Mundial, las sucesivas críticas a las finalidades últimas del complejo científico, militar e industrial surgido de la contienda y los crecientes recelos sobre las bondades de la ciencia habrían llevado a nuevos intentos de «evangelización» de los supuestos profanos, sumidos en un supuesto pozo epistemológico de inferioridad intelectual. A pesar de la creciente influencia de los nuevos medios de comunicación audiovisual (cine, radio, televisión) y de la eclosión de los llamados Science Centres o museos interactivos, las barreras no parecían, sin embargo, diluirse en sociedades tocadas además por una cierta desconfianza en el progreso científico. Las últimas décadas del siglo XX parecen alumbrar, sin embargo, no sin controversia, un nuevo paradigma de participación ciudadana, en el que el conocimiento científico estaría «co-producido» entre los diferentes actores, todos ellos activos en procesos de negociación dinámica.

Hablar de divulgación científica desde una perspectiva histórica nos permite además crear vínculos con un conjunto muy amplio de lectores potenciales. ésta es una historia de la ciencia puente entre las dos culturas, la humanística y la científica. Es una historia de la ciencia de marcado matiz cultural que puede inspirar a personas con formaciones aparentemente muy alejadas. Quizás apelando a la reflexividad, el libro busca nuevas vías de diálogo con un conjunto de «públicos» hasta ahora poco habituados a un discurso crítico sobre la ciencia, a menudo mediatizados por nuestra inevitable herencia positivista legitimadora en buena parte del cientifismo todavía imperante en nuestras sociedades contemporáneas. Mi intención es que científicos y humanistas en general, tanto profesionales como estudiantes universitarios, puedan encontrar elementos útiles en su contenido. La obra se dirige además especialmente a personas interesadas en la llamada «comunicación» científica: periodistas científicos, profesionales de museos de ciencia, profesores de ciencias, divulgadores, etc., así como a historiadores, sociólogos y filósofos de la ciencia. (…)

El libro lanza como hipótesis de partida la posibilidad de que los grandes esfuerzos en divulgación científica, en particular a lo largo de la segunda mitad del siglo XX, y que con claves diferentes siguen siendo todavía muy importantes al inicio del siglo XXI, no hayan dado los resultados deseados, y vivamos atrapados en un cierto «malestar» de la cultura científica. A través de un largo viaje al pasado, se exploran las posibles razones de ese malestar y se proponen algunas posibles soluciones. En la travesía convulsa pero enriquecedora de los océanos de la historia, el lector es transportado poco a poco hacia un nuevo paradigma de la divulgación científica, hacia una nueva forma de concebir la circulación del propio conocimiento. (...)”

Extraído del Prólogo (pp.16-20).

íNDICE

PRóLOGO
Introducción
El modelo del déficit
La divulgación tradicional

CAPíTULO 1. LA CIENCIA IMPRESA
Los libros de la revolución científica
Paradigmas populares
El negocio editorial de la ciencia
Ciencia y literatura: lugares comunes

CAPíTULO 2. LA CIENCIA ESPECTáCULO
De la curiosidad a la exposición
Museos de ciencia
La ciencia teatral

CAPíTULO 3. LA CIENCIA HETERODOXA
Medicina oficial y alternativa
Profesionales y amateurs
Los divulgadores y el público
Ortodoxia y heterodoxia en la esfera pública
Divulgación, distorsión o simplificación

CAPíTULO 4. LA CIENCIA EN LAS AULAS
Educación y cultura científica
Profesores y alumnos
Manuales y apuntes
Instruir, controlar y divulgar

CAPíTULO 5. LA CIENCIA DE LA TéCNICA
Filósofos y artesanos
Los públicos de la cultura industrial
Inventores, usuarios y consumidores

CAPíTULO 6. LA CIENCIA MEDIáTICA
Estrellas y planetas
Moléculas mediáticas
Nuestros antepasados
La fusión fría
El cambio climático

CAPíTULO 7. LA CIENCIA DEMOCRáTICA
El giro participativo
Salud, resistencias y apropiaciones
Tecnociencia, riesgo e incertidumbre

CONCLUSIóN
Ciencia esotérica y exotérica
Expertos, profanos y hegemonía
Epílogo. Hacia una nueva cultura científica

NOTAS
BIBLIOGRAFíA
íNDICE DE ILUSTRACIONES
íNDICE DE NOMBRES Y TEMAS

Twitter icon
Compartir
Suscríbete
noticias Libroacademico

Las ventas quedan en 2.708 millones de euros, un 19% menos que hace 10 años

...
Leer más
Hace 15 horas
Las enormes instalaciones de la Universidad Politécnica de Florida prometen facilitar a los alumnos muchos más libros en format ...
Leer más
Hace 15 horas
La Universidad Rice, en Houston, Texas, desarrolla un nuevo libro para enseñanza secundaria, que adapta sus contenidos acorde a las ne ...
Leer más
Hace 15 horas

El libro electrónico y la batalla entre Amazon y Hachette han puesto sobre la mesa el debate sobre esta ley que regula el mercado de los lib ...

Leer más
Hace 15 horas
base_not
Libromares
COMPARTIR FacebookTwitter
 
Site by CMYK www.cmyk.es Copyright © 2011, all rights reserved. Built using web standards: Validate XHTML | Validate CSS ® y © LIBROACADÉMICO, www.libroacademico.com y www.libroacademico.es. Todos los derechos reservados.
CMYK Sara Sirvent